martes, 10 de enero de 2017

After Exchanging Shadows / Capítulo 01



Tipo

Novela china

Género

Drama, Romance, Sobrenatural

Descripción

Ruan Yesheng es una estrella desactualizada; Mientras que Xi Mo, que había alcanzado la fama en el mismo período, era ahora como la Diosa del pueblo.

Ese fue el caso, hasta que un horroroso ataque que ocurrió sin previo aviso en la conferencia.

Tú que has admirado tanto a una persona, hasta que un día te has convertido en ella.

- Después de un tiempo pasado siendo sorprendido, Ruan Yesheng estaba secretamente feliz por los próximos tres días.

Usted que odiaría a esa persona tan severamente, hasta un día, en la que se convirtió en ella.

- Xi Mo sólo sentía el impulso de matar.





Capítulo 1: Esta Elite, La Diosa Fría Mira todavía está allí

Traducido por Teddy

Editado por; Yuriko
1005 CORREGIDO



Ruan Yesheng bajó de la cabina. El sol brillaba tan intensamente que tuvo que protegerse los ojos con la mano. Tenía los dedos esbeltos y las uñas perfectamente recortadas, que eran brillantes y puras como gemas. En su delgada muñeca llevaba un viejo reloj de plata que no le combinaba. 

El taxista pasó por encima del cambio mientras la miraba todo el tiempo. Antes de esto, él la había observado vacilante varias veces a través del espejo trasero del coche.

Ruan Yesheng tampoco le importaba. Cuando estaba a punto de irse después de recibir el cambio y diciendo gracias, el chófer gritó con prisa, "Espera, señorita."

"¿Qué pasa?" Ruan Yesheng miró hacia atrás, y sus ligeros rizos de cabello largo cayeron casualmente en su hombro.

Ella era demasiado hermosa. Incluso su cuerpo era demasiado seductor.

También tenía un par de ojos especialmente seductores. Siempre que miraba a la gente, intencionalmente o no, era como si hubiera usado la punta de una pluma y le hubiera hecho cosquillas al corazón de una persona hasta que su espíritu se debilitó y el alma también se dispersó. Ellos todavía no podían obtenerlo sin embargo.

Había una vez una hermana mayor con una lengua venenosa que había dicho que sus miradas seductoras eran precisamente una calamidad. Ganarse la vida a través de las miradas no sólo duraría unos cuantos años.

En ese momento, ella la había marcado con sus palabras.

Al oír que el acento era extraño, el taxista murmuró: "Disculpa, sé que esto puede ser muy grosero. ¿Puedo preguntar si has estado en la televisión o has aparecido en libros antes? He visto algunas fotos que se parecen mucho a ti de uno de los libros que mi hija tiene. Realmente le gusta mucho. ¿Puedo preguntarte si eres la superestrella de ese libro? "

Si realmente es, entonces probablemente quería persuadir a su preciosa hija ayudándole a conseguir algunos autógrafos.

Ruan Yesheng sonrió. "Me has confundido, no soy la persona. No tengo ese tipo de fortuna."

El conductor de la cabina estaba un poco avergonzado, "lo siento por eso, realmente lo siento por eso." Eso es, en este momento y edad, ¿por qué todavía habría superestrellas tomando el taxi por sí mismos cuando todos tienen sus propios paseos?

El taxi no podía quedarse por mucho tiempo. Después de decir adiós, el taxista rápidamente aceleró en el coche.

Ruan Yesheng abrió la sombrilla y entró rápidamente en el hotel. Ella llamó a Feng Tangtang en el pasillo, pero todavía no había recogido el móvil después de mucho tiempo de zumbido.

Ella la llamaba continuamente, pero seguía así.

Ruan Yesheng guardó su móvil y echó un vistazo a la cartelera gigante en el primer piso del hotel. La decimocuarta planta estaba celebrando una conferencia de liberación para algunas joyas y otros artículos de lujo.

Como portavoz recientemente contratado, la fotografía de Xi Mo estaba naturalmente en la portada.

Hoy en día, Xi Mo era tan popular como siempre. Ella era la diosa de los corazones de innumerables personas.

Muchos jóvenes que estaban sosteniendo flores y regalos estaban vagando por el primer piso, tal vez porque no podían subir. Algunos de ellos estaban llevando selfies o fotos con la cartelera de Xi Mo.

Ruan Yesheng miró atentamente la foto de Xi Mo.

El Xi Mo, que fue ampliado innumerables veces, también miraba de reojo a Ruan Yesheng desde su lugar alto, arriba. Las luces que llenaban el vestíbulo del hotel brillaban en su foto. Sus rasgos faciales y su pelo, vagaban magníficamente bajo las luces, todo estaba en la cima de la belleza.

Debajo de su delgado cuello, incluso el collar de diamantes que estaba apoyando parecía haber perdido vagamente su lustre.

Era deslumbrante, como la luna fuera de su alcance.

En cuanto a ella, sólo podía humildemente mirarla así.

Sólo en su foto.

Feng Tangtang finalmente devolvió la llamada, y habló con gran urgencia, "Lo siento Ruan Ruan, yo estaba demasiado ocupado y no te escuché llamar, has llegado?"

"No es nada, estoy en el primer piso del hotel. Ruan Yesheng se echó a reír. "Ya que estás tan ocupado, déjame ir directamente y obtener esa cosa de usted. No creo que pueda entrar bajo las circunstancias actuales."

Feng Tangtang jadeó ligeramente mientras hablaba: "Hay demasiada gente, así que el guardia de seguridad no ha dejado que nadie pase por un tiempo ahora. Así, fui a dar un saludo al guardia de seguridad. Si dejas que el guardia de seguridad sepa, él te dejará entrar. Espera en el salón de 1437, no hay nadie allí y la cosa todavía está dentro de mi bolso. Una vez que esté libre vendré inmediatamente."

"Muy bien, te esperaré", dijo Ruan Yesheng.

Después de vacilar un momento, Feng Tangtang bajó la voz, "Ruan Ruan, sobre el asunto con la Hermana Xi, ¿realmente no me culparás?"

Había estado disculpándose con Ruan Yesheng todo el tiempo durante los últimos días.

Ruan Yesheng intencionadamente dio un golpe de aire, "¿Por qué sigues siendo un arrastre? Siempre estás hablando de esto, ¿no sabes que no me gusta? ¿Por qué lo mencionas?"

"No, no es eso."

Ya dije que no es nada. La gente siempre debe caminar hacia adelante, usted merece mejores opciones. "La voz de Ruan Yesheng se suavizó, como si estuviera a gusto," Síguele y haga lo mejor ".

"" Kay. "Feng Tangtang sintió alivio en esto y colgó el teléfono," Sube, te veré más tarde. Adiós."

Ruan Yesheng tomó el ascensor hasta el decimocuarto piso. El guardia de seguridad la había dejado pasar.

El lugar de la conferencia ya estaba temporalmente cerrado. Todavía quedaban unos cuantos círculos rodeados de gente. De los sonidos solos, uno podría decir que el interior debe estar lleno de gente y extremadamente animado. Numerosos periodistas acuden allí.

Ruan Yesheng no le prestó atención. Hizo un camino a través de la multitud y se dirigió hacia el salón de 1437. 1437 estaba fuera del camino y ciertamente no tenía a nadie pasando. Feng Tangtang todavía no había llegado después de que Ruan Yesheng esperara unos veinte minutos.

De repente sintió que el suelo temblaba inesperadamente unas cuantas veces, como si algo hubiera explotado.

Al mismo tiempo, la alarma de piso comenzó a sonar, agudo a los oídos.

Ruan Yesheng se levantó de inmediato. Aquellos movimientos del suelo se hicieron cada vez más prominentes. Hubo unas cuantas veces en las que casi había perdido el equilibrio.

¿Un terremoto?

Este fue el primer pensamiento que pasó por su mente.

Rápidamente salió corriendo por la puerta. Se enfrentó a la fiebre después de las olas de calor. Había gente por todas partes delante de ella, que había perdido la compostura, y corrían de terror. El humo espeso se elevaba desde cerca y lejos.

Ruan Yesheng hizo su camino sin ninguna duda a lo largo de las señales de salida de emergencia, corrió hacia la escalera de emergencia.

Siempre había sobresalido en el deporte y el baile, la flexibilidad y agilidad de su cuerpo eran muy altas. Además de su ubicación muy cerca de las escaleras, ella también fue afortunadamente corriendo por delante de la manada.

Una horda gigantesca de personas seguía detrás. Era como si todo el mundo se volviera loco, sus rostros estaban llenos de salvajismo mientras corría. Mucha gente fue empujada y tropezó en el caos, y algunos incluso pisoteados hasta la muerte.

Había un montón de reporteros entre ellos, y no hay escasez de algunas superestrellas que lo habían hecho en la pantalla. Sin embargo, en este momento crítico, a nadie le importaba quiénes eran las superestrellas, todos se empujaban por sus vidas.

Sólo cuando Ruan Yesheng había salido corriendo unos cuantos pasos, se volvió bruscamente.

Su teléfono sonaba. Ruan Yesheng esquivó el tren de la gente y corrió junto a la pared mientras tomaba la llamada, "Tangtang!"

Feng Tangtang estaba a punto de gritar: "¡Cielos! Ruan Ruan ¿sigues ahí? ¡Baja rápidamente! El decimotercer piso más abajo explotó y está en llamas, pronto viajará a la decimocuarta planta. Baja rápidamente y no utilices los ascensores.

"¿Dónde estás?", Dijo Ruan Yesheng.

"¡Estoy fuera del hotel! La hermana Xi me dijo que comprara las bebidas que ella quería beber, así que bajé. ¿Quién iba a suponer que un fuego empezó repentinamente en el piso trece? Eso no es importante sin embargo, sólo baja rápidamente! "

La recepción parpadeó de vez en cuando. Se fue completamente después de un tiempo. Ruan Yesheng estaba desamparado. Miró a su alrededor desde dentro de la multitud durante algún tiempo, pero todavía no vio la sombra de Xi Mo.

Xi Mo tenía tantos guardias de seguridad a su lado, ¿podría haber sido escoltada abajo hace mucho tiempo?

Ruan Yesheng estaba perturbado. El lugar de ese lado ya estaba envuelto en un espeso humo. Nada se podía ver en absoluto.

No tenía ningún medio de volver allí, así que sólo se quedó con la opción de correr a las escaleras de emergencia una vez más.

Las olas de calor eran como lenguas venenosas en el fuego, persiguiendo por detrás. Ruan Yesheng vio un lavabo cerca y recordó el anuncio de bienestar público sobre incendios que había actuado en mucho, mucho tiempo atrás. El anuncio había ido a fondo a través de cómo hacerlo correctamente en caso de un incendio.

Debido al efecto de pastoreo, las escaleras de emergencia seguramente estarían inundadas de gente desde el principio. Sería fácil morir a piquete si volviera a ir allí.

Sólo que cuando entró, se asustó.

El lujoso vestido formal de Xi Mo estaba húmedo hasta el fondo, con gotas de agua goteando. Para moverse cómodamente, había arrancado la mitad más grande del vestido, revelando sus largas y pálidas piernas. Su largo cabello también estaba húmedo, y con los tacones altos desechados, desnudó sus pies que eran tan elegantes como el jade. Ella parecía estar en una gran prisa para salir, así que parecía tan salvaje como puede ser.

Ruan Yesheng: "..."

Xi Mo: "..."

Un cisne en peligro es todavía un cisne.

Incluso así, la élite de Xi Mo, mirada fría de la diosa todavía era evidente.

Ella levantó los ojos, mirando fríamente a Ruan Yesheng.

Ruan Yesheng se hundió dentro de sus pensamientos, ella está a punto de morir, pero ella todavía no olvidó su apariencia. Ella tampoco habló, rápidamente encendió los grifos y salpicó el agua de su propio cuerpo.

Xi Mo ya se había humedecido y podía salir corriendo, pero no se movió. Parecía que esperaba a Ruan Yesheng.

Ruan Yesheng rápidamente terminó de mojarse con agua y le gritó: "¡Corre! ¿Está planeando tener un hotpot aquí? ¡Estás buscando hervir! "

La expresión de Xi Mo se hundió.

Ruan Yesheng agarró su mano y estaba a punto de salir corriendo, cuando sonidos extraños vinieron de afuera.

Crepitar. 
(chasquidos repetidos, como los de la leña al arder)
Crepitar.

Al igual que algunos esqueleto al ser aplastado, y también como los dientes de molienda.

Al mismo tiempo, un olor indescriptible chispeaba y se mezclaba con esos olores carbonizados, haciéndolo particularmente extraño.

Xi Mo se aferró a Ruan Yesheng. Su mirada se deslizó hacia abajo hasta el hueco en el fondo de la puerta del baño.

Ruan Yesheng comprendió sus pensamientos. Ella también lo había visto por sí misma, había algo afuera. Una sombra oscura y negra en la parte inferior de la abertura de la puerta.

La puerta del baño fue enviada de repente volando con una explosión hacia ellos. Ruan Yesheng instintivamente abrazó a Xi Mo y cayó acostado. No podía ver nada con la espalda mirando hacia fuera. Lo único que sabía era que la puerta se había derrumbado brutalmente sobre su cuerpo.

Algo corrió frenéticamente dentro, corriendo hacia ellos.

Otros pasos parecían seguir firmemente detrás, que eran incluso más rápidos que el anterior.

Las olas de calor llegaban.

Ruan Yesheng sintió que estaba volviéndose loca. Los párpados no podían abrirse de alguna manera, incluso después de luchar durante mucho tiempo. Las orejas parecían llenas de magma caliente, como si los tímpanos se abrieran. No se podía oír nada, sólo podía sentir ligeramente el latido del corazón dentro de ella y Xi Mo, que estaba abajo.

Golpe, golpes, golpes.

Uno a uno, los sonidos se amplificaron lentamente junto a sus oídos.

Esos pasos se dirigieron hacia su camino.

Xi Mo estaba inmóvil dentro de su abrazo, habiendo perdido ya su conciencia.

Ruan Yesheng también se desmayó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada